Lunateen

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

02/06/2017

Informe especial

Tips para sacar provecho de una pasantía

Cuando estás estudiando o acabás de recibirte, es habitual que las empresas te ofrezcan pansantías a manera de entrenamiento laboral. Así, con el paso de las semanas se es parte de una empresa. Tranqui, si los primeros días te sentís un principiante, te damos tips para sacar el mejor provecho de una pasantía o capacitación. […]

Cuando estás estudiando o acabás de recibirte, es habitual que las empresas te ofrezcan pansantías a manera de entrenamiento laboral. Así, con el paso de las semanas se es parte de una empresa. Tranqui, si los primeros días te sentís un principiante, te damos tips para sacar el mejor provecho de una pasantía o capacitación.

Algunos expertos recomiendan que imagines que llegás a un nuevo mundo para descubrir. Entonces hay que estar atento al entorno: al contenido, la organización y las relaciones humanas. Esto tiene que ver con tiempos de trabajo, áreas de ocupación pero también con el vínculo interpersonal. ¿Cómo se trata de tú en la empresa? ¿Visten de alguna manera en especial?

El primer día uno debería llegar puntual y, en lo posible, estar bien arrreglado, sobre todo porque la primera impresión luego es difícil de corregir. Para integrarse lo más rápido posible al ambiente de la empresa hay que tratar de relacionarse con los compañeros, empezando por recordar sus nombres y saludarlos amablemente. De esta forma se transmite cierta apertura e interés y esto propicia la charla. De paso podés enterarte de qué es lo que sabe hacer cada uno y sabrás a quién recurrir cuando necesites algo.

Una vez que te encarguen las primeras tareas, hay que hacerlas con empeño, por pequeñas e insignificantes que parezcan. Si lo hacés bien, lo más probable es que luego te vayan asumiendo tareas más complejas. Pero primero hay que crear cierta confianza. Pero ¿qué hacer si las responsabilidades más ingratas se vuelven permanentes?

Muchos becarios se quejan de que los hacen trabajar horas de más, no los forman o les encomiendan tareas que son muy inferiores a su formación. No es así como deberían ser las cosas. Pero antes de hablar, hay que tener en claro si el problema le atañe a una sola persona o uno te sentís incómodo en general con la pasantía. En esos casos, se puede pedir un consejo a una persona de confianza y que no trabaja en la empresa.

Para las pasantías, el mejor consejo es ser curioso. Al principio, está permitido hacer muchas preguntas. Las preguntas no caen mal. Por el contrario, demuestran que hay interés. Además, la pasantía puede terminar siendo provechosa para todos, ya que incluso los colegas más antiguos pueden verse incentivados por un poco de aire fresco.

Fotos: dpa.

 

Archivado en: , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *