Lunateen

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

10/07/2013

Salud

La escalada, una buena alternativa al gimnasio

Si querés desarrollar tu musculatura y mejorar tu estado físico sin ir al gimnasio, la escalada puede ser una buena alternativa para vos. Y es que, como dice el escalador deportivo austriaco Jürgen Reis, “es un deporte de fuerza complejo que puede mejorar todos los ámbitos del fitness corporal”. Quien se inicie en la escalada […]

Si querés desarrollar tu musculatura y mejorar tu estado físico sin ir al gimnasio, la escalada puede ser una buena alternativa para vos. Y es que, como dice el escalador deportivo austriaco Jürgen Reis, “es un deporte de fuerza complejo que puede mejorar todos los ámbitos del fitness corporal”.

Quien se inicie en la escalada sentirá después del primer día en el gimnasio sobre todo dolor en los antebrazos. Sin embargo, a largo plazo, la escalada -dice Reis- “entrena toda la musculatura del torso”.

El alemán Christoph Finkel, ex campeón mundial de escalada, agrega: “Es un deporte sano, sobre todo porque el deportista siempre se está entrenando de forma proporcional a su propio peso corporal. El escalador desarrolla un buen sentido muscular, pero también de coordinación y equilibrio. Son todos factores que determinan una sensación de bienestar”.

Además, existe poco riesgo de un desgaste físico. “Muchos escaladores ni siquiera exploran los límites que pudiera alcanzar su cuerpo”, dice Finkel. Muy raras veces los principiantes se lesionan. “Cuando el escalador intenta un ascenso que podría causarle la dislocación de un hombro, por ejemplo, ya antes se habrá caído”.

Según explica Reis, los escaladores que practican este deporte con regularidad tienen una alta calidad muscular: “Hay personas que parecen estar en buena forma, pero obviamente no serían capaces de hacer un ascenso con un solo brazo”.

Finkel cuenta además que “los escaladores no desarrollan masa muscular inútilmente, sino que trabajan sus músculos de forma eficaz”, y añade: “Los fisiculturistas muchas veces tienen mucha masa y poca fuerza; en el caso de los escaladores, esto es exactamente al revés”.

Es justamente el fortalecimiento del torso lo que hace que la escalada compense bien otros tipos de deporte que se practican en el tiempo libre. “Los esfuerzos que hay que realizar en una escalada siempre son armónicos y fluidos y nunca bruscos”, dice Finkel. El entrenamiento ayuda sobre todo a prevenir lesiones causadas por movimientos de sólo una parte del cuerpo, como pasa en el tenis.

Quien quiera iniciarse en la escalada debería decidir primero si quiere practicar sólo el búlder o escalar con una cuerda. En el búlder, el deportista sólo escala hasta una altura que le permita saltar.

“Todo el mundo puede hacer esto inmediatamente”, dice Andreas Bucher, de la Asociación Alpina Alemana. “Como equipo sólo necesita zapatos y una bolsa con magnesia”. Esta sustancia, parecida a la tiza, sirve para impedir que los dedos suden y, como consecuencia, que el deportista se caiga.

Para la escalada con cuerda se necesita seguir un curso de seguridad, que normalmente se desarrolla en un gimnasio con muro de escalada. Además, se necesita un cinturón, un mosquetón y un dispositivo de copia de seguridad. Para este curso básico, el deportista generalmente puede alquilar este equipo.

Quien desee seguir desarrollando sus habilidades para la escalada en un gimnasio no necesita una formación adicional, dice Bucher. Sin embargo, quien quiera escalar también rocas naturales debería asistir a los cursos correspondientes, ya que “allí afuera todo es un poco diferente y más difícil que en el gimnasio”.

Fuente: DPA.